Publicado el Deja un comentario

La importancia del PH para el organismo

[responsivevoice_button voice=”Spanish Female” buttontext=”Escuchar”]

Todos hemos oído hablar de él pero pocos saben la importancia del pH para el organismo. Nikken lo sabe y te ayuda con sus filtros de agua.

PH, es un término muy común para la mayoría y que habitualmente se relaciona con el agua de las piscinas. Pero poca gente conoce la importancia del pH para el organismo y las consecuencias.

La importancia del PH para el organismo
La importancia del PH para el organismo

Así, el equilibrio del pH en el cuerpo humano es esencial para tener buena salud. Aunque sin embargo los hábitos y costumbres de la vida actual no faciliten tener un pH adecuado. El desequilibrio en la alimentación así como la falta de ejercicio, pueden provocar un exceso de acidez.

Un buen filtro de agua puede ser la solución

Nikken ofrece una solución que lleva años utilizándose y que ha dado excelentes resultados. Se trata de sus filtros de agua, unos de los más avanzados que se puedan encontrar en el mercado. Ya que el agua común del grifo del hogar, incluso el agua embotellada, es habitualmente ácida. Por esa razón incorporar un buen filtro de agua en tu hogar puede ser una de las mejores decisiones que tomes.

El agua del PiMag  del WaterFall de Nikken está diseñado para producir agua con adición de minerales. También para crear un rango de pH entre el 8.5 y 9, agua ligeramente alcalina. Esta agua es perfecta para ayudar a compensar la acidez a la que estamos expuestos continuamente.

Causas comunes que producen desequilibrio y ácidez

Hay muchas causas y motivos que producen acidez. Así un pH bajo o ácido es una de las causas más importantes de gran número de enfermedades. Un ejemplo puede ser el cáncer que en un 85 % de los pacientes tienes niveles de pH muy ácidos, entre 5 y 6.

Una dieta desequilibrada que no esté compensada con complementos nutricionales de calidad. La contaminación en el ambiente, y hábitos poco saludables como fumar o beber en exceso. La contaminación electromagnética que todos padecemos en nuestros hogares debidos a los aparatos electrónicos. El estrés y la falta de ejercicio. Los alimentos acidifican antes, como por ejemplo carnes y derivados de animales, lácteos, azúcares, embutidos, zumos procesados o aditivos químicos.

SPEB

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.