Publicado el Deja un comentario

Osteoporosis y calidad de vida

Osteoporosis y calidad de vida

Son dos conceptos íntimamente unidos. Osteoporosis y calidad de vida están estrechamente relacionados y con los años se manifiestan de forma evidente.

Es un síntoma habitual en las personas mayores. Perder masa ósea está normalmente asociado al envejecimiento. Y es que la explicación es sencilla. Ya que a medida que nuestros huesos envejecen el hueso original es absorbido por nuestro organismo mientras Que un hueso nuevo se desarrolla para sustituirlo.

Osteoporosis y calidad de vida
Osteoporosis y calidad de vida

En el caso de la osteoporosis el crecimiento de el nuevo hueso se ralentiza lentamente y minimiza su tasa de absorción. Con ello causa el debilitamiento de los huesos y los consiguientes problemas que acarrea.

Es una patología hay una dolencia muy habitual en las personas con una cierta edad. Porque cualquier esfuerzo o caída aumenta notablemente en los riesgos de fractura en cualquier parte del cuerpo. Y lo peor es que este tipo de fracturas o de lesiones suelen venir acompañadas por unas recuperaciones que nos hace prolongadas.

Osteoporosis y calidad de vida. La importancia del deporte

El entrenamiento de resistencia, incluso de fuerza, suelen ser muy beneficiosos para prevenir la osteoporosis. Incluso puede ayudar a revertir los daños ya causados. Este entrenamiento debe de ser de forma regular y muy constante y enseguida podremos ver los resultados.

También estos entrenamientos de resistencia, o lo que es lo mismo una simple caminata diaria de forma regular, aumenta cualquier tipo de producción en nuestro cuerpo de defensas. El ejercicio puede ayudar el crecimiento celular. También la supervivencia de las neuronas con lo que se puede afirmar que ejercitar los músculos, no solo ayuda y beneficia nuestro estado físico, sino que beneficia el cerebro y ayuda a prevenir muchas enfermedades mentales asociadas a la edad.

Algunos de los beneficios del ejercicio a determinada son los siguientes:

Mejor sueño o un sueño de mejor calidad.

Reducir el riesgo de enfermedades cardiacas diabetes tipo dos depresión, cáncer, o problemas cerebrales.

Prevenir fracturas y caídas con las consecuentes consecuencias que suelen traer.

Aumentar la fuerza y la energía del día a día.

Mejorar el estado de ánimo general y la actitud ante los demás.

SpeB

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.