Publicado el Deja un comentario

La alimentación es la mejor medicina que existe

La alimentación es la mejor medicina que existe

[responsivevoice_button voice=”Spanish Female” buttontext=”Escuchar”]

Vivimos momentos de curación y no prevención. Es una pena porque la alimentación es la mejor medicina que existe.

Es una realidad, y no por repetirlo, deja de ser más cierto. Sin duda, la alimentación y el contacto con la naturaleza son la esencia de una vida sana y equilibrada.

La alimentación es la mejor medicina que existe
La alimentación es la mejor medicina que existe10

Pero lo más curioso es que la vida actual en que estamos sumergidos es todo lo contrario de esta afirmación. Así, vivimos tiempos de curación y uso de medicinas para remediar enfermedades. Pero lo que todo el mundo sabe es que debería ser muy diferente.

La alimentación es la mejor medicina que existe. Cambia tus hábitos ya

Pero por suerte, aunque algo tarde, los tiempos están cambiando. Las costumbres arraigadas al menos en la última mitad del siglo XX, no ha sido todos los saludable que deberían. Y las consecuencias no se han hecho esperar. Tanto en la salud de las personas como en las agresiones desmesuradas al entorno y al planeta.

Es cierto que hace un par de décadas en llevar una alimentación sana y natural se convirtió en una auténtica hazaña. Pero en los últimos años se ha multiplicado los establecimientos y tiendas que apuestan de una manera sincera por lo natural. Gracias a ello conseguir una despensa saludable no es una aventura como sucedía hace no muchos años.

Pequeñas empresas que empezaron hace pocos años de una manera casi testimonial apostar por lo natural empiezan a convertirse en grandes compañías. Todo ello sin perder el respeto por lo natural y por sus orígenes. Su contribución a la salud y al cuidado del planeta es difícil de pagar. Desde siempre han apostado porque la alimentación es la mejor medicina que existe.

Compra responsable. Compra inteligente

Pero al final la última palabra la tenemos nosotros, los consumidores.Así es esencial en nuestros días exigir a los comerciantes que respeten nuestra salud y bienestar. Y a los que no son capaces de hacerlo, y solo seguían por el beneficio y por el negocio debemos castigarles con nuestra indiferencia evitando el consumo de sus productos. Lo mismo sucede con los que sin escrúpulos no respetan las mínimas condiciones medioambientales y utilizan productos y aditivos que pueden ser nocivos para la salud.

Por el contrario hay que apostar por el consumo responsable y colaborativo. En donde apoyemos y beneficiemos a los que se utilizan productos naturales y saludables. Aunque en determinados momentos pueda ser más costosos. Así,  el sobre precio, siempre, que sea razonable, siempre merecerá la pena.

SPEB

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.