Publicado el Deja un comentario

La ciudad pos COVID

La ciudad pos COVID

Ni oficinas ni coches: así será la ciudad pos covid, la mayor revolución urbanística

Los arquitectos y urbanistas señalan que la pandemia ha resaltado los déficits de la ciudad del siglo XX. El teletrabajo avecina cambios en las islas de oficinas, comerciales y viviendas

Para muchos la ciudad en que viviremos los próximos años vendrá marcada por el avance imparable del teletrabajo y la implantación definitiva de la compra por Internet.

La ciudad pos COVID
La ciudad pos COVID

Y es que a pesar de la desidia y la falta de ideas de los ayuntamientos y gobiernos los cambios sociales, y en esto el COVID tiene mucho que decir, van a ser los que determinen el futuro. Al final la política, una vez más, mostrará su ineficacia, y será la sociedad saque marque y determine el futuro de nuestras vidas.

La ciudad pos COVID ¿Qué era eso de ir a la oficina?

Será una pregunta que nos hará nuestros nietos dentro de no muchos años. Es posible que todo el mundo fuera en coche o en transporte público a trabajar a un lugar lejano. Y también es increíble que gastará días y días al cabo del año metido dentro de un transporte, ya sea público o colectivo, con el único entretenimiento de escuchar la radio.

Para muchos urbanistas y arquitectos ha llegado el final del trabajo físico en una oficina. Y con ello vendrá el declive de los grandes centros de oficinas y los grandes edificios. El trabajador lo hará desde su casa en la mayoría de las ocasiones y cuando su presencia física no sea necesaria. Los monstruos de los rascacielos que tanto se preocuparon algunos políticos de crear para satisfacer su juego y su vanidad, quedarán en su mayoría obsoletos y vacíos. La opción, convertirlos en viviendas.

También se prevé un cambio espectacular en la movilidad y en el uso del vehículo. Los coches ya no serán los dueños y señores de la ciudades sino cada vez quedarán más marginados.

La ciudad pos COVID. Fin de los grandes centros comerciales

La evolución del comercio electrónico ya ha comenzado a causar mella en la venta en espacios físicos. Tanto las condiciones de venta, como las ofertas y las posibilidades de distribución, como las facilidades de devolución, se han impuesto a las múltiples trabas que las tiendas físicas venían poniendo a sus consumidores.

Según muchos expertos los grandes y costosos centros comerciales quedarán medio desiertos. De hecho, desde no hace muchos años, ya se pueden ver muchos centros comerciales de la periferia medio vacíos. Lo máximo mantendrán súper ponencias y su interés los centros de venta de proximidad. De hecho las grandes cadenas ya han empezado hace años a ofrecer posibilidades de supermercados más pequeños y más enfocados a los barrios.

SPEB

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.