Publicado el Deja un comentario

El celebro y el tiempo

El celebro y el tiempo

El cerebro y el tiempo son inseparables. Lo que el cerebro va a procesar en los últimos 15 segundos influye en lo que vemos en tiempo real.

Por si alguien tenía dudas ya puede estar seguro de que nuestro cerebro no es un órgano instantáneo. Queremos decir que nuestro cerebro y la forma de percibir el mundo no funciona de forma inequívocamente en tiempo real sino que lleva un ligero retraso.

El celebro y el tiempo
El celebro y el tiempo

Aunque en realidad eso no debería de sorprender a nadie porque seguramente nada en el mundo funcione de forma instantánea, aunque si no lo parezca un reciente estudio de investigación llegado a cabo por diferentes psicólogos los de la Universidad de California Berkeley. publicado en la revista Science Advances,  mostraron que el cerebro tarda unos 15 segundos en actualizar la información que recibimos visualmente.

Pero que nadie se asuste y se lleve las manos a la cabeza. El estudio hay que interpretarlo y sacar conclusiones que no nos lleven a pesar de lo que estamos diciendo es una locura. Según el estudio el cerebro procesa las imágenes no desde cero, sino que las convierte en instantáneas construyendo a partir del pasado. El estudio utiliza la expresión máquina del tiempo para explicar esta demora de 15 segundos.

En realidad lo que pone de manifiesto de estudio no es que el cerebro tenga un retardo de 15 segundos, sino más bien que utiliza imágenes y sensaciones percibidas en los últimos 15 segundos para añadirlas a la interpretación que hace de lo que vivimos en el presente. Y esto lo hace de una forma mecánica, subconsciente. Es decir, estamos viendo el presente, pero influenciado por los objetos presentados en los últimos 15 segundos.

LA INVESTIGACIÓN SE DESARROLLÓ SOBRE UN TOTAL DE 100 PARTICIPANTES QUE DEBERÍAN OBSERVAR PRIMEROS PLANOS DE ROSTRO. PERO ESTOS PLANOS EN VÍDEOS CON UN LAZO DE 30 SEGUNDOS Y VA MOSTRANDO OJOS, CEJAS, NARIZ BOCA MENTÓN Y MEJILLAS EXCLUYENDO LA CABEZA Y EL VELLO FACIAL.

Al final del experimento dos participantes, en su mayoría, eligieron para explicar lo que habían visto, un fotograma que se podía sacar de la mitad del vídeo, y no el último, que era la imagen más actualizada.

SPEB

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.